28/7/11

Cómo mejorar los ojos en un retrato en 5 pasos

La expresividad de un retrato, de cualquier retrato, pasa por una buena intensidad, luminosidad y expresividad de los ojos del retratado. A la hora de componer la imagen, es importante que el punto de enfoque sea, precisamente, los ojos. El uso de una apertura suficientemente abierta (no más de f/5.6) y una focal suficientemente larga (más de 50 mm) como para reducir la profundidad de campo, y para desenfocar totalmente el fondo de la imagen, ayuda a concentrar la mirada del espectador en la zona que está enfocada: los ojos.

Pero una vez tenemos esa imagen con la composición perfecta, el enfoque ideal y una expresividad cautivadoras, descubrimos que al retrato le falta "algo", como si le faltase vitalidad.

Partimos, por ejemplo, de esta imagen (es un encuadre) para ilustrar a lo que me refiero:


Como podéis ver, tenemos la cabeza del gato perfectamente nítida pero, progresivamente, el cuello, la pata y sobretodo el fondo van desenfocándose debido a poca profundidad de campo. Incluso la punta de la oreja más próxima también está fuera de foco. Pero a la expresividad del "modelo" le falta algo de vida.



Para solucionar esto, bastan unos pocos y simples pasos en Photoshop:

1. Lo primero de todo es duplicar la capa de la imagen (des del menú Capas > Duplicar capa…).

2. En la capa copiada, seleccionamos el Modo de fusión Sobreexponer color (des del desplegable que hay al lado del selector de opacidad en el panel Capas). Veremos que la imagen se quema absolutamente. No nos alarmemos, es normal…


3. Creamos una máscara de capa (des del menú Capa > Máscara de capa > De transparencia) en esta capa duplicada y la pintamos totalmente de negro (es decir, como si la capa fuese totalmente invisible).

4. En esta capa de máscara, pintamos con blanco la zona del ojo (u ojos), tal y como podemos ver aquí (atención, la imagen siguiente es una simulación, no tiene que verse así, con la zona negra de la máscara visible, es para que veáis la máscara que hay que hacer):


Este es el esquema de capas que nos tiene que quedar:


Y este el aspecto que nos tiene que quedar. La idea es enmascarar la capa con el modo de fusión Sobreexponer color para que esta muestre sólo la zona correspondiente a los ojos.


5. Como obviamente este ojo da más yuyu que otra cosa, lo que tenemos que hacer es bajar la opacidad de esa capa. Normalmente entre un 20 y un 40% de opacidad suele dar resultado. En nuestro caso, la capa está al 30%, y este es el resultado final:

Miximu de caza. © Marc Mateos, 2011

Para que podáis comparar mejor, aquí os pongo otra vez la imagen original (así no tenéis que ir haciendo scroll arriba y abajo):


Como podéis apreciar, aunque visualmente no sea un retoque muy vistoso, dota al retratado de mucha más "vida", ganando en expresividad, que es el principal objetivo de un retrato.

¡¡Espero que os sirva!!



¿Quién se apunta?

1 comentario:

  1. me encanta tu blog lo seguiré de cerca...admites sugerencias...como se consigue esto?

    http://2.bp.blogspot.com/_AbzRj1jhUbk/SR4YaUO4q6I/AAAAAAAAD-M/BS-ID7zExWk/s1600-h/viewImage18.jpg

    ResponderEliminar