30/6/12

Challenge accepted —> Fuck yea!

Proyecto 365

Día 174

Lobezno le ha encontrado el gustillo a eso de la peluquería. Tanto es así que cuando se le presentó Chewbacca a su centro de estética se lo tomó como un reto.

Corta que cortarás, después de 174 minutos consiguió darle ese toque de galán, de tío bueno, que sólo él sabe darle a un rostro.

Influencia trollolol a tope, pero bueno. No sólo de Lego vive el hombre… xD

19/6/12

Ese típico bichejo que se queda pegado en las zarpas de tu dinosaurio…

Proyecto 365

Día 166

13ª forma de matar a C3-PO: de un pisotón
Después de unos días desaparecido –he estado intentando conciliar las horas de sueño con Nil, que es, por si no lo sabíais, el niño más bonito del mundo– vuelvo a las andadas. Poco a poco espero ir recuperando el ritmo, porque tengo unas ganas locas de seguir con mis dos pasiones. Hoy, una foto sencilla pero que espero que sirva para dejar claro que vuelvo a estar por aquí… :D Temblad, malditos! :DDD

8/6/12

Salto olímpico - Piñazo olímpico

Proyecto 365

Día 161

Todos sabemos que C3-PO es un inocente. Sí. No fue programado para la picardía ni para el engaño. Y como una vez escuchó decirle a un trooper que fue de turismo por Barcelona que había visto en las Piscines Picornell unas imágenes espectaculares de saltos olímpicos, y como sabe que su compañero R2-D2 toma muy en serio las opiniones de ese trooper (ya hemos hablado largo y tendido sobre ese tema…), C3-PO no quiso ser menos.

Fueron de fin de semana romántico a Venezia (Italia); y él sólo tenía claro que en esa ciudad hay abundante agua por todos lados y edificios y puentes lo suficientemente altos como para hacer saltos pentagésimo-mortales, algo fácil para un androide que «habla con fluidez más de seis millones de formas de comunicación».

Pero justo en el punto álgido de la enorme parábola que describió con su perfecto salto (que muchos críticos hubiesen puntuado con un «10»), abrió los ojos.

Y su vida se detuvo durante unos instantes. Recordó cuando perdió una de las piezas en la huida de la Estrella de la Muerte; recordó la desesperación que tuvo cuando unos sanitarios se llevaron a R2-D2 justo llegar a Tatooine; recordó cuando tuvieron que disfrazarse para que los stormtroopers no los reconocieran; recordó cuando un stromtrooper psicópata lo persiguió por los cuartos de la limpieza y por las duchas; recordó la rueda de reconocimiento; recordó cuando descubrieron que el mundo había sido destruido; recordó cuando lo descuartizaron en una corrida de toros; recordó el nacimiento de su primer hijo (que, aunque no fuese hijo suyo de verdad, él lo quería como si lo fuese); recordó cuando pilló a R2-D2 en la cama con otro stormtrooper; recordó cuando ganó a un trooper a los gladiadores; recordó el manteo posterior; y su caída.

Y hablando de caídas, su mente le volvió a la realidad. Y se dio cuenta que había escogido el único sitio de toda Venezia que no tenía agua debajo: la plaza de San Marcos… así que lo que le esperaba después de esa pirueta de lujo en el aire era un precioso, antiguo y sólido suelo.

Así que esto se convirtió en lo que fuese la 12ª forma de matar a C3-PO.

----
Nota: el fondo es una de mis cuadros favoritos, pintado por Antonio Canal (más conocido como Canaletto), un hombre visionario cuyo estilo no puede pasar desapercibido para nadie a quien le guste el arte, y que en este cuadro en concreto, para mi, llegó a su cumbre.

Y como vuelvas a quejarte, te pongo la otra…

Proyecto 365

Día 160

C3-PO está harto de ser el cabeza de turco de todos los stormtroopers. Lo tienen preso en la Estrella de la Muerte y hacen experimentos con él. Y como le cogió un ataque de nervios, vino el doctor a meterle un calmante.

Jeringuillazo en toda la nalga.

Pero le ha dolido. Y del alarido que ha metido el androide han saltado las alarmas del detector de sonido. Con lo que la amenaza de ponerle otro lo ha hecho callarse.

7/6/12

¿Muerte por un tenedor?

Proyecto 365

Día 159

En su batalla eterna, Lobezno y Magneto utilizan todas sus armas. Es una batalla sin cuartel, en la que cualquier pequeño fallo en su estrategia puede decantar la balanza de la victoria hacia su oponente.

Y en esa batalla épica, han terminado luchando en la cocina. Y claro, como Magneto domina el metal, se ha puesto las botas.

Que si cuchillos por allí, que si abrelatas por allá, al final ha encontrado un arsenal de tenedores afilados como las mismas garras de Lobezno.

¿Podrá nuestro héroe con ese enemigo tan cruel y tan afilado como él mismo? ¿Probará Lobezno de su propia medicina? ¿Acabará Magneto como un triste imán de nevera?

No se pierdan el próximo capítulo. Próximamente, en Canal 365.

:D

5/6/12

Mi inspiración por un rayo de luz…

Proyecto 365

Día 158

Hoy no tengo ideas. He intentado mil cosas, pero no me acaban de convencer. Así que tiro de archivo (por primera vez en todo mi 365), poniendo una de las que hice durante mi visita a la Sagrada Família hace poco menos de un mes.

A ver si mañana tengo algo más personalizado, porque hoy estoy bloqueado U__U.

4/6/12

Porque a todos nos ha pasado esto alguna vez…

Proyecto 365

Día 156

El trooper L005ER no tiene buena suerte. Es un poco gafe, de hecho. Primero, petó el WiFi Imperial en un momento crucial, y ahora, que necesita su momento de intimidad, descubre que alguien había ido al baño y no había repuesto el papel de WC. El problema es que lo descubrió tarde, cuando ya había hecho su contribución al jardinero de la Estrella de la Muerte, que usaba ciertos materiales orgánicos como abono.

Como pille a quien ha sido, le dará un pequeño regalo. No sé. Quizás una cabeza de tauntaun (no hay caballos cerca) encima de su cama, como aviso. Al menos, le joderá el terrible hedor que desprenden esos bichos destripados. Se va a enterar.

3/6/12

¿Me da un poco de fuego, por favor?

Proyecto 365

Día 155

Con esto de la crisis económica, el petasaurio (una raza de dinosaurios descubierta en enero de este mismo año) no puede permitirse sus vicios –que son muchos, por cierto.

Así que le ha pedido a la estatua de Abraham Lincoln el papel de liar, al coloso de Ramsés II el condimento y ahora le hace falta algo de fuego, así que se ha dirigido al único sitio que se le ha ocurrido: la Estatua de la Libertad. Pero el susto que se ha metido la pobre ha sido de aúpa. Estos dinoflautas ya no saben qué hacer para echarse unas risas…

Os recomiendo verla en modo «Caja de luz».