10/1/13

Proyecto 300 - Día 284: «Porque yo lo valgo - L'Oréal Tatooine»



Esta fue una de mis mayores idas de olla –y anda que no tuve a lo largo del proyecto–, una de esas ideas que me bombardearon la cabeza, como un shock. En el momento de ponerme a hacer la foto del día jamás se me hubiese ocurrido que hubiese acabado con algo así. Acababa de comprarme el paquete de Lego Star Wars #8092 - Luke's landspeeder, que venía con un Luke Skywalker con un pelo liso, casi de Príncipe de Beckelar, en comparación con el que me vino al comprar el Lego Star Wars #7965 - Milennium Falcon, con una melena un tanto desaliñada.

Me hizo gracia ese cambio de look, así que quise hacer una secuencia –como ya había hecho con anterioridad, usando bloques de Lego como simple escenario–, modificándole los peinados a Luke.

Naturalmente, por aquél entonces ya tenía algunas figuras Lego, así que disponía de bastantes modelos de pelo. La única restricción que me puse, por el propio personaje, era que los peinados tenían que ser rubios. En total tendría unos 7 u 8, con lo que la tenía dónde escoger.

Rebuscando entre mi cajón de minifiguras, y cuando ya me estaba planteando que tendría que reducir el número de Lukes a mostrar, para no marear mucho al espectador, encontré a la patinadora sobre hielo (serie #4), con ese flequillo al viento, rubio. Me pareció que poner sólo esos tres peinados sería una buena idea, ya que el flequillo de la patinadora era suficientemente distinto a los otros dos como para hacer obvio que el cambio entre Lukes iba a ser el pelo.

Una vez los tuve allí, alineados en la hilera de bloques, caí en la cuenta que parecía que ese flequillo parecía tan dinámico porque me daba la impresión de que un golpe de viento lo había levantado desde la izquierda. Y entonces lo vi claro: un secador. De ahí, a la foto final, fue simplemente ir siguiendo los pasos naturales.

La foto final es el resultado de la unión de dos imágenes –sólo tengo dos Lukes–, con lo que el central era el mismo de la izquierda (para mantener la cara seria y concentrada). El fondo lo conseguí colocando un cartón-pluma negro 100x70 cm, a unos 30-40 cm de los protagonistas, y usando un plástico brillante blanco para reflejar una luz auxiliar que coloqué por detrás y por debajo de la estructura de bloques, para evitar tener un fondo negro puro. Iluminé la escena con una luz puntual, ubicada en la zona derecha de la escena, detrás de la cámara, para dar un poco más de personalidad con esas sombras semi-laterales, marcando las formas de las figuras.

El logo de L'Oréal Tatooine, naturalmente, lo puse en post-producción, así como los números y puntos de la zona inferior, que usé para denotar una secuencia, en lugar de una imagen que debía verse en su conjunto.

Y así, señoras y señores, es como aparece una ida de olla, marca de la casa. :) Partiendo de una idea que, viéndolo en perspectiva, no tenía demasiado potencial, y acabando con lo que ha resultado ser la fotografía más compartida de todas cuantas he hecho hasta ahora, superando las 1000 visitas en poco menos de 15 días. ¡Gracias a todos por darle tanto valor a esta imagen!

Proyecto 300 - Día 284: Han Solo (de guitarra)



Han Solo, además de ser un piloto excepcional (el mejor de la galaxia, según cuentan) es un as de la música. Lo peta, con su guitarra eléctrica. Literalmente. Peta todos los cristales en 100 metros a la redonda. Pero mola.